Wednesday, October 12, 2016

Conociendo México - 12 problemas mexicanos que los extranjeros adoran

Que onda, maigos? Hoy en este Miércoles de Conociendo México no hablaremos de algún lugar en especifico por conocer, o de alguna ciudad de nuestro bello país. En su lugar, hemos C&P'ed un articulo que pensamos sera de su agrado el cual habla de algunos de los grandes problemas que tenemos como mexicanos, y que al parecer los extranjeros que nos visitan alaban.
Tal vez no te sientas identificado con ninguno, tal vez con todos, pero  lo que no deja lugar a dudas, es que cada vez que un extranjero llega a conocernos un poco mas, se lleva un sabor muy agradable por habernos conocido.
Y bueno, sin mas ni mas, pasemos a lo bueno :

1. Somos muy mal hablados

Es una de las características más preciadas de nuestro país en el extranjero, aunque no lo creas. Extranjero que conozcas, extranjero que te pedirá que le enseñes una que otra palabrota. Sin duda tu abuela no estaría tan orgullosa si te escuchara dar este tipo de lecciones…







2. Ser naco

¿Eres criticado por tus compatriotas por tu forma de vestir, caminar, hablar, por la música que escuchas, por los conciertos a los que vas, por el barrio dónde vives o por la pareja con la que sales? ¿Te han llamado naco en varias ocasiones? ¡No te preocupes! Para nuestros turistas y amigos de otros lados del mundo eres folklórico, hipster o retro y por ende eres cool. Es cosa de perspectiva.



3. Somos valemadres

“¡Chingue su madre!” es la frase con la que todo mexicano ha tomado una decisión complicada en su vida. Improvisamos planes de un segundo a otro, nos reímos de las peores tragedias y esto puede producir problemas entre tus amigos, familia, vida profesional o amorosa. Pero al parecer nuestrovalemadrismo nos hace aventureros ante los ojos de los extranjeros, cualidad altamente apreciada.



4. Somos glotones

Es un verdadero problema vivir en un país con tanta riqueza gastronómica. Crecimos con abuelas y madres que a todo momento insisten que “estás muy delgado” y te incitan a ser un glotón de la vida. No conozco extranjero que no le encante esto de los mexicanos, saben que estar en México o con un mexicano será sinónimo de buenas comidas y mucha chuchería. ¡Dios bendiga lo que caiga en la barriga!



5. Somos fiesteros

La reunión más pequeña puede y debe convertirse en la peda más grande de la historia, no importa incluso que sea entre semana. Resaca, llegadas tarde al trabajo y faltas en la universidad son algunas de sus consecuencias. Siempre que le digo a algún foráneo que soy de México, de las primeras cosas que me dicen es: ¡FIESTA! Es más, ahora que vivo fuera del país tengo amigos que me llaman suponiendo que tengo alguna fiesta…y debo aceptar que casi siempre la tengo. ¡RAYOS!

6. Nos encanta el picante

Les encanta vernos comer grandes cantidades de chile, y no es albur. Adoran nuestras salsas, nuestros dulces picantes, nuestra gastronomía es famosa en todo el mundo. Pero nosotros debemos aceptar que varios tenemos problemas gástricos, úlceras, agruras y acidez.



7. Somos (demasiado) amigueros

Bastan unos tequilas para hacerte amigo íntimo de cualquier persona en una fiesta o en un bar, es como un súper poder de los mexicanos. Pero ten cuidado, tener tantos amigos sólo llenará tu casa cada vez más en tu cumpleaños y Navidad. Implica más fiestas, más cumpleaños que recordar, más botana que comprar, dar más obsequios… Todo extranjero que visita México siempre dice que le fascina lo “calurosos” y lo “buenos amigos” que somos.



8. Somos permisivos

México es el país donde todo se puede. Con una buena excusa, un poco de coqueteo o algún otro truco menos legal puedes zafarte de una infracción o acelerar un proceso burocrático. Un verdadero defecto que es aprovechado al máximo por los extranjeros…

9. Somos enamoradizos

Los mexicanos somos en general románticos, apasionados y enamoradizos. Esto puede ser un verdadero problema para mantener una relación amorosa, pero parece ser que estos “defectos” atraen de manera enloquecida a muchos extranjeros (sobre todo a los europeos).



10. Somos coquetos

Somos tan amables, que a menudo se nos confunde con coquetos… pero ¿qué digo? ¡Sí! Somos extremadamente coquetos. Aquello que puede ser súper molesto para tu pareja es una delicia para los foráneos. Nuestra sangre caliente da mucho de qué hablar y más si es sobre una pista de baile. ¡Este cuerpo pide salsa!

11. Somos fans de la Coca

Soy fan de la coca como todo mexicano que se respete. No hay nada peor que en la fondita solo tengan Pepsi; no hay crimen más grande que servir Pepsi en tu boda. En México la Coca es sagrada… Pero hay otros países donde te verán como bicho raro al pedir esta “agua negra del imperialismo yanqui”. Si eres de los que prefieres la Pepsi, créeme que te sentirás en casa en muchos países.



12. Somos extremadamente amables

Todo aquel que visita México aplaude nuestra cordialidad. Y en México la buena educación manda, y siempre hay que decir las palabras mágicas: “Por favor”, “gracias” y “de nada”; “salud” si alguien estornuda; y “provecho” siempre que estas por empezar a comer o si hay alguien que ya lo está haciendo. Nuestra vida está llena de frases de madre como: “El que llega saluda”, “no se habla con la boca llena”, “se dice mande”. Nuestra amabilidad en demasía es a veces molesta para muchos mexicanos, mientras que otros tantos son tradicionalistas y no toleran que alguien pase por alto estas normas sociales. Tú, ¿de qué lado estás?

Como ven? Se identifican con alguno de estos "defectos"?

Nota Original :  C&P

-Brion