Tuesday, October 25, 2016

Martes de rola - Cerró sus ojitos Cleto

Llegamos al martes, apenitas, y la semana se antoja larga... ¡ahí van de suceos! No, amigos, tranquilos, tómenlo por el lado amable y esponjoso.

En fin, que esta semana no logramos que la camarada Cuquita nos rolara la rola, y tuvimos que improvisar un poco.

Ya que los días de espantos y moridos cae entre semana, la otra semana, pues ya muchos sitios empezaron con el tema, y pues, para no quedar fuera del tren del mame, pues vamos poniendo ambiente.

Yo sé que un velorio es cosa seria, pero, ¿a poco no todos conocemos alguna historia donde alguien ha hecho o dicho algo que no sólo estaba fuera de lugar, sino que provocó algunas risas, quizás productos de los nervios.

La rola que me permití traerles hoy es una del maestro Chava (Chavita pa'los cuates) Flores, el cronista más fregón de México.


Cerro Sus Ojitos Cleto
Chava Flores
  

Cleto "el fufuy"sus ojitos cerró,
todo el equipo al morir entregó;
cayendo el muerto, soltando el llanto…
-¡voy! Ni que fuera para tanto-,
dijo a la viuda el doitor.
De un coraje se le enfrió, qué poco aguante;
lo sacaron con los tenis pa´ delante;
los ataques que Luchita, su mujer, había ensayado,
esa noche como actriz de gran cartel la consagraron.
Cuando vivía el infeliz, ¡ya que se muera!,
y hoy que ya está en el veliz, ¡qué bueno era!
Sin embargo se veló y el rosario se rezó
y una voz en el silencio interrumpió:
-ya pasa la botella, no te quedes con ella.
Y la botella tuvo el final de Cleto:
murió…murió…murió.
Yo creo que adrede este Cleto se enfrió
pues lo que debe jamás lo pagó;
tipo malaje, no fue tan guaje:
con lo caro que está todo, regalado le salió.
El velorio fue un relajo, ¡pura vida!;
la peluca y el café fue con bebida;
y empezaron con los cuentos de color para ir pasando
y acabaron con que Cleto ya se andaba chamuscando.
Se pusieron a jugar a la baraja
y la viuda en un albur… ¡perdió la caja!;
y después, por reponer, hasta el muerto fue a perder
y el velorio se acabó, ¡hombre, no hay que ser!
Tengo en mi casa a Cleto
y ahora… ¿dónde lo meto?
Pero como ya dijo Luz, su señora:
-murió…murió…murió.

Hay un cuento de Julio Cortázar, muy bueno, y no es tan largo, en un ratito se lo echan, se titula: Conducta en los Velorios, y pertenece al libro Historias de Cronopios y de Famas, lealo, neta, no se pongan millennials, no es nada intelectual, es sobre una familia que toma el control de los velorios, se lo arrebata a la familia del muerto, cuando estos no son buenas gentes, cuando se trata de un grupo de buitres que sólo están ahí para pepenar herencia. Aquí píquele para leerlo.

UPDATE: Ayer, en la noche, antes de irme a dormir, me acordé que existía un audio grabado por el mismo autor del cuento que les comenté, aquí se los dejo.






Cortesía de Null