Tuesday, October 11, 2016

La banda de la mala suerte: Def Leppard


Cuando una banda se encuentra en la cima del éxito, se podría pensar que nada les puede faltar y que nada puede salir mal, pero hablando de Def Leppard, todo eso se viene abajo. La banda británica de hard rock, que tardó 6 años picando piedra y puliendo su inigualable estilo, encontró la fama en 1983 con su álbum Pyromania, pero también el comienzo de la historia de “la banda de la mala suerte”.
Rick Allen

El día de año nuevo de 1985, y en pleno proceso del álbum Hysteria, Rick Allen pierde el brazo izquierdo en un accidente automovilístico. Las primeras versiones mencionaban que Allen iba bajo la influencia del alcohol, cosa que después desmintió, pero admitiendo que fue imprudencia de su parte lo que provocó el incidente.

Steve Clark

A inicios de la década de los 90 ya no hubo tanta suerte para la agrupación, en esa ocasión el destino ya tenía planes para Steve Clark uno de los fundadores de la banda. Después de bastante tiempo lidiando contra su alcoholismo, Clark sucumbió ante una sobredosis de alcohol y medicamentos. El músico fue encontrado en su departamento un día después de su deceso.

Vivian Campbell

Hoy en día, uno de los integrantes del quinteto está en plena lucha contra el cáncer, precisamente quien entró en lugar de Steve Clark: Vivian Campbell. A mediados del 2013, Vivian anunció que padecía linfoma de Hodgkin, un tipo de cáncer originado en los ganglios linfáticos. A finales del ese año, el guitarrista dio un nuevo anuncio, en el que mencionaba que la enfermedad había sido vencida, infortunadamente, no fue así. El propio Campbell salió, en junio de este año, a decir que se había apresurado en dar por muerto al cáncer, pues este había regresado. Hoy en día Vivian Campbell sigue en tratamiento y ya no luce la melena que solía distinguirlo.


A pesar de los infortunios, una de las bandas más emblemáticas del hard rock de la década de los ochentas sigue en el camino, deleitando a los fans con esas rolas que los catapultaron a la cima.



Cortesía de Spidey