Monday, October 10, 2016

Post de Ratas


En una de esas platicas pendejas en las que quiero organizar al mundo y no me sale, mientras programabamos el esquema de las publicaciones de la semana de alguna extraña forma llegamos al punto de que haría un post de ratas. Si, ratas. No pregunten cómo llegamos a ese punto porque la verdad no vale la pena, pero bueno. De mi para ustedes, queridos lectores: un post de ratas.

Googleando la palabra rata lo primero que me arrojó fue a la Wiki "Rattus es un género de roedores miomorfos de la familia Muridae, conocidos comúnmente como ratas. Son roedores de mediano tamaño. Poseen patas anteriores cortas y con cuatro dedos (el pulgar rudimentario) y patas posteriores, más largas, con cinco dedos."

Rata con su entrenador.
 Desarrollan lazos afectivos ya que las tienen desde el destete.

Como esto no lucía nada interesante recordé que alguna vez en algún canal de esos que aburren a todo mundo hicieron un especial de las ratas gigantes de Nueva York, acerca del mito y la realidad de las mismas. De ahí recordé el nombre de la raza de esos gigantes, ratas de Gambia. Una vez llegado a este punto me di a la tarea de buscarle un giro interesante al tema y vaya que descubrí algo padre de estos pequeños animalitos.

Pues les cuento, ya hace tiempo había leído por ahí que debido a sus dimensiones e inteligencia estos curiosos bichos eran utilizados para detectar minas. Si, así como lo leen: estas ratas saben cómo detectar bombas con el olfato. Desde el año 1997 se implementó una estrategia basada en usar a estas ratas ya que debido a su peso no activan las minas enterradas  en los suelos de países que han estado en guerra.
Rata trabajando

Estas minas resisten medio siglo sin deteriorarse, y están diseñadas para herir y no matar. Hasta la llegada de estas ratas, la única forma de limpiar un terreno de minas era a mano, con un detector de metales o con un perro entrenado, y arriesgando la vida. Estos roedores tienen el tamaño de un gato pequeño. Exactamente, miden 80 centímetros, incluida la cola. En cuanto al peso, no superan el kilo y medio, perfecto para su labor. 


Rata siendo recompensaba por el trabajo realizado.
Existe un centro cría y adiestramiento ubicado en la Universidad Sokoine de Agricultura en Morogoro (Tanzania). Las ratas aprenden a asociar el sonido de un clic con la búsqueda de TNT. Si encuentran una mina, rascan su superficie con las uñas para avisar y reclaman su recompensa: un sabroso plátano. Cada roedor tiene sus propios gestos y movimientos, que el entrenador entiende y explica a los demás miembros del equipo para que la puedan manejar con soltura.

Una vez entrenadas, las llevan a Mozambique, donde comienzan el trabajo en campos plagados de explosivos de verdad. En ese país, las ratas han pasado de ser un animal ignorado a ser un bicho muy querido. 

Como datos relevantes: ninguna de estas ratas heroicas ha muerto en servicio. Además, se aplica protector solar a las orejas de las ratas para protegerlas del cáncer de piel. Una vez que una rata ya no puede trabajar o es demasiado vieja, se retira y se le permite disfrutar del resto de su vida natural.


Rata en entrenamiento

¿Cómo ven? Interesante, ¿no? He de admitir que no se me hacen nada bonitas las ratas de Gambia pero si es un labor muy loable la que ellas realizan, si quieren saber más al respecto, piquenle aquí, de igual forma les dejo un video que habla del tema. Espero les haya gustado mi aportación y las imágenes no les incomoden tanto. No olviden dejarme sus corazones. ¡Buen inicio de semana!


Cortesía de Sabs