Friday, November 11, 2016

ALGUIEN TENIA QUE HACER ALGO Y… NADIE MÁS TUVO LOS TAMAÑOS

Ustedes me conocen (Al menos virtualmente) y saben que siempre he sido partidario de otorgar soluciones violentas incluso a los problemas más sencillos en la vida cotidiana. Desde aumentar la velocidad de mi compu dándole un porrazo a medio teclado (Ya sé que no ayuda a que trabaje mejor, pero si reduce mis niveles de ansiedad), hasta sugerir que se reinaugure el paredón para que toda lo bola de Zascandiles que hacen de este mundo un lugar terriblemente injusto le vayan pensando si van a hacer sus mamadas (Denme crédito por mis ideas).
        
    Siendo así, no debe parecerles raro que cuando supe aquello del “Justiciero de la Marquesa” sintiera que, a pesar de todo lo malo en este mundo, aún quedan “buenos ciudadanos” dispuestos a limpiar las calles de escorias y parásitos como aquellos que pagaron con su vida la osadía de elegir por “trabajo”; chingar al prójimo. Gracias a Satán Trimegisto pude enterarme que no es el primer caso en el año (Y ojala no sea el último)  A continuación un recuento de estos acontecimientos tan dignos de recordar:



Al menos 19 delincuentes han muerto en lo que va del año, durante asaltos a transporte público. En ocasiones, los mismos usuarios cansados de la delincuencia, han sometido a los hampones o incluso viajan armados y han hecho el papel de justicieros.

A Fondo Estado de México recopiló todos los casos que se han presentado en 2016, en los que presuntos asaltantes han muerto a manos de usuarios del transporte público.



El 26 de enero en Ecatepec, pasajeros de la línea de transporte Teotihuacanos, dieron muerte a golpes a un delincuente, quien por la noche intentó asaltarlos cuando circulaban sobre la autopista México-Pirámides.Los hechos se registraron cuando en el autobús que se dirigía hacia la comunidad de  San Juan de la Pirámides, un sujeto de 20 años, quien se había hecho pasar como pasajero, pistola en mano (Y también con un arma de fuego), comenzó a exigir las pertenencias a los usuarios.

En un descuido, el delincuente fue desarmado y los enfurecidos pasajeros comenzaron a golpearlo hasta causarle la muerte, el cuerpo sin vida fue dejado en la cuneta central de la vía rápida a la altura del centro comercial Plaza Sendero.

Nezahualcóyotl (Léase Minezota) presenció un caso similar, cuando el pasado 30 de marzo, un par de delincuentes terminaron baleados por un pasajero que viajaba en la combi que estos abordaron para después asaltar a los pasajeros, en la colonia Maravillas.

La unidad circulaba sobre avenida Chimalhuacán, cuando dos sujetos armados subieron con la intención de asaltar, pero uno de los pasajeros también sacó un arma y disparó contra los hampones, quienes trataron de huir, aunque el primero sólo dio unos pasos y cayó muerto, mientras que su cómplice resultó lesionado.

El 9 de abril un ladrón murió después de que había asaltado un camión junto con otro cómplice, este par de gamberros disparó contra pasajeros que se opusieron al robo; al bajar de la unidad, el chofer arrancó y arrolló a ambos, muriendo uno de ellos.

El 6 de mayo un pasajero se enfrentó a balazos con dos delincuentes que pretendían despojar de sus pertenencias a los usuarios de un autobús de la línea Flecha Roja, que circulaba sobre la carretera libre a Toluca y se dirigía a la capital mexiquense. El saldo fue un ladrón muerto, otro herido y por desgracia el pasajero también resultó lesionado.

El 10 de mayo en Naucalpan; policías municipales frustraron el asalto a una unidad, lo cual dejó saldo de un asaltante muerto y un uniformado herido, en la colonia Loma Linda. Uno de los policías municipales que llegaron al sitio se encontró de frente con un presunto asaltante, quien le disparó y lo hirió en el abdomen, el policía respondió al fuego y lo mando al otro barrio.

Otro hecho ocurrió el 23 de mayo, cuando una mujer murió y un hombre resultaron lesionados con arma de fuego al interior de un autobús, este par demamporreros presuntamente integraban una banda de asaltantes, por fortuna un pasajero disparó contra ellos en el fraccionamiento El Dorado, matando a la mujer asaltante.

El 12 de junio sobre la carretera México-Pachuca, pasajeros lincharon a un sujeto y otro más murió por el rebote de una bala disparada por uno de sus cómplices (¡Qué pendejos!), situación que los confundió y fue aprovechada por los usuarios para someter y golpear a los asaltantes, dando muerte a uno de ellos, uno más resultó gravemente herido y fue detenido por policías estatales (No sé si murió pero ojala así sea y en una terrible agonía).

El pasado 28 de junio, usuarios del transporte público provenientes del Estado de México, lincharon a un delincuente, quien junto con dos cómplices “presuntamente” intentaron asaltar un camión procedente de Chalco. Algunos de los usuarios lograron someter a los tres asaltantes, para luego bajarlos de la unidad y golpearlos, dejando a uno sin vida y dos más lograron huir del lugar; dos personas fueron detenidas por estos hechos (Mejor les hubieran dado una medalla).

Un día después; el 29 de junio, un asaltante cayó muerto al recibir un balazo de un pasajero, luego de que el primero intentó asaltar a los usuarios; sin embargo, uno de ellos sacó de entre sus ropas un arma, con la cual terminó con la vida del delincuente, a bordo de una combi de pasajeros en Naucalpan.

Se presume que el pasajero justiciero pudo tratarse de un militar, al darse los hechos en calzada San Esteban, cerca del Campo Militar Número 1, zona habitada por muchos soldados.

El día 29 de julio, un delincuente murió baleado luego de que asaltaran un camión que circulaba por Avenida de las Torres, en Chimalhuacán. Tras cometer el atraco, los 3 culpables bajaron de la unidad y comenzaron una discusión, en la que uno de ellos recibió disparos por parte de su cómplice, huyendo los otros dos.

La mañana del 17 de agosto, dos asaltantes murieron a manos de un militar que viajaba a bordo del camión de pasajeros que pretendían asaltar, se trataba de un Mercedes Benz, Ruta 25-01, con placas de circulación 739-062-J, en el cruce de Periférico Norte y avenida Primero de Mayo, en Naucalpan. Posteriormente, el justiciero se presentó por su propia cuenta a declarar sobre lo ocurrido ante las autoridades correspondientes.

El 10 septiembre, un “amigo de lo ajeno” fue muerto a golpes por cerca de 50 personas que lo amarraron a un poste y lo mataron a golpes, luego de que asaltara una combi junto con otro sujeto en Tlalnepantla, pero fueron sometidos al intentar huir.

El 23 de Septiembre en San Mateo Atenco; tres sujetos abordaron un camión de la línea Atzuzi, con la intención de asaltar a los pasajeros, pero al comenzar, uno de los tripulantes que resultó ser policía federal, disparó contra ellos matando a dos, el otro se dio a la fuga.Los asaltantes y sus armas quedaron sobre el pasillo de la unidad, con placas de circulación AG- 6714-236-J sin que se reporten personas heridas.

La mañana del 31 de octubre, cuatro cuerpos aparecieron con impactos de arma de fuego en la carretera México-Toluca, por lo que elementos de seguridad pública arribaron al lugar.Más tarde se supo que los sujetos habían abordado un autobús con dirección a la Ciudad de México y asaltaron a los pasajeros, pero segundos antes de bajar, un pasajero sacó un arma y disparó contra los delincuentes, quienes bajaron de la unidad heridos de muerte quedando tendidos sobre la carretera en el municipio de Ocoyoacac.

Bastan estos elocuentes datos para afirmar que el Estado de México es una de las entidades más golpeadas por la violencia a bordo del transporte público.

Los cuestionamientos son, ¿Hasta cuándo? ¿Acaso el gobernador Eruviel Ávila pretende que sean Justicieros Vengadores quienes sigan aplicando la justicia en la entidad mexiquense?


Lean la nota original (Sin correcciones y redactada con las patas) aquí.

Cortesía de JOHNN ROBERTSON