Tuesday, November 22, 2016

Homosexualidad, transexualidad y travestismo

Hola, embriones, hoy les traigo otro de mis post pendejos (sí, porque causan escozor o la sensación de tener arena en sus genitales) quería tomar el tema de las prostis pero para muchos sería promoción de la trata de personas y bueno… no quiero causar tormentas de arena.




El tema que les traigo es sobre la homosexualidad, la transexualidad y el travestismo y como cada uno de ellos NO se relaciona entre sí o mejor dicho como ninguno es sinónimo de cada uno.

Bien, comencemos con la homosexualidad y es en esencia la atracción emocional, física y sexual por personas del mismo género; es decir, hombres que se sienten atraídos por hombres o mujeres que se sienten atraídas por mujeres. Los homosexuales no necesariamente son amanerados, ni tampoco significa que quieren ser del otro género. ¿Las causas? Algunos estudios científicos han determinado que se debe a cuestiones genéticas y que no corresponde a una cuestión de elección tan solo pregúntate ¿serías abiertamente homosexual sabiendo que la gente (a la que no le debe afectar en nada pues no coges con ellos) te señalará y en algunos casos te violentará?

¿La chica del vídeo denota homosexualidad a primera vista?





Por otro lado, está la transexualidad, es decir, personas que nacieron con una anatomía sexual determinada pero psicológica, emocional y socialmente no sienten pertenencia al rol de género al que están, biológicamente, asociados; por lo que, estas personas, mediante un tratamiento hormonal, psicológico y en algunos casos con cirugías estéticas, obtienen el género con el que están a gusto. Y sí, estas personas pueden tener diferentes orientaciones sexuales: pueden ser homosexuales (es decir, querer ser de otro género y sentirse atraídos por ese mismo género) o heterosexuales. Las causas, al igual que la homosexualidad, es una cuestión genética; según teorías, al momento de formarse el feto el cerebro recibe una cantidad considerable de hormonas femeninas o masculinas. Y lo mismo, son personas que, constantemente, viven el acoso y violencia de la demás gente.






No te espantes si te gusta una chica trans…  no te espantes, eso no te hace homosexual porque te estás fijando en una mujer no en un hombre (que eso SÍ te haría homosexual).





¿Te parece un hombre la chica del vídeo? Obvio no.

Por último, está el travestismo que es una conducta de género que consiste en, mediante vestimenta, asumir el rol opuesto al género biológico. A diferencia del transexualismo, el travesti no tiene una discordancia real de género. Generalmente los motivos por el cual una persona se traviste es por juego, excitación, fantasia sexual o con motivos artísticos. ¿Quén no se acuerda de la “Señora Presidenta” o a Darío T. Pie interprentando a la Roña?






Por cierto, ninguna de estas conductas es “anormal” porque ¿quién mierda define lo que es normal? Así que para de mamar y deja a esas personas vivir su vida. 


Cortesia de Grimaldo