Tuesday, November 29, 2016

La Droga Cristal

Muy buenas tardes queridos lectores del EmBrión, por designio de Sabi y para cumplir con mi cuota mensual, les traigo un post de grutas…. Naaa es chiste. 
Hace algunos años, cuando empecé a dedicarme a esto, conocí mucha gente con unas historias dignas del cine; casos desgarradores, otros tantos de superación, pero en todos existía un común denominador, las drogas. 

Tal vez no lo sepan, pero a parte de mi gusto por la autoexploración, también me encanta trabajar con niños y sobre todos con los menos afortunados, gusto que me permitió hacer un servicio social en un albergue/centro de rehabilitación y así poder compartir experiencias y aprender de unos pequeños que sufrieron una niñez violentada en todos los sentidos y que sus padres los drogaban desde que eran bebés. Hay que aclarar que los padres de estos niños murieron víctimas del crimen organizado, específicamente se dedicaban a vender cristal, droga que consumían y administraban a sus hijos. 






He comentado varias veces aquí en el blog que mi estado está pasando por una terrible crisis de seguridad, con altos índices de violencia, con muertes, secuestros, violaciones y “feminicidios”. Y ustedes se preguntarán “que ching#&% tiene que ver el cristal, con los niños y con que a tu estado se lo esté cargando el payaso”, pues que estos elementos son parte de un todo.

El cristal es una droga de fácil distribución, altamente adictiva, barata y cuyo “viaje” o efecto dura en promedio unas 12-16 horas. Hablando en términos mercadológicos, el cristal resulta una mejor opción que la cocaína, la heroína y la misma marihuana, por su precio y practicidad. Cosa que no tiene muy contenta a la gente que produce y vende las drogas anteriores, por lo que proceden a eliminar a la competencia y sus consumidores y así, volver a recuperar su terreno. Tristemente, los vendedores de cristal se niegan a desplazarse y comienzan una guerra que parece interminable, que cobra muchas vidas inocentes y que deja daños colaterales como lo son los niños que les platiqué al empezar el post. 





Uno de mis niños y les digo mis niños por el gran cariño que les tengo, el pitufo, murió el año pasado por hipotermia, estaba tan drogado que se desmayó en una tapia o casa abandonada y el clima se encargó de hacer el resto. Este chico contaba con sus brazos y piernas cristalizados, es decir, con una inflamación extrema y con las venas totalmente ocultas, motivo por el cual, lo orilló a inyectarse heroína en el pene. Este fue el peor caso que he conocido, su madre era adicta a la heroína, incluso se inyectaba estando embarazada. El padre se encargó de matar a su esposa para después quitarse la vida porque el narco los tenía amenazados. 

Lo que pretendo con este post es que conozcan un poquito de mí y mis raras aficiones, que platiquen sus experiencias con las drogas (si es que han tenido) y que conozcan el motivo del alza en la violencia, que al fin y al cabo, desembocara en familias rotas, niños abandonados, injusticias por parte del sistema, desinterés social y muchos post en el Embrión. 



Sé perfectamente que carezco de una buena narrativa, que me cuesta hilar ideas y que soy pésima redactando, así que no sean muy crueles conmigo. Sí, lo digo por ustedes, par de ratas. 

Que tengan un buen fin de semana 😊



Cortesía de Xime