Friday, August 12, 2016

Sedentarismo y movimiento

Cuando llevamos un estilo de vida carente de movilidad es que tenemos una vida sedentaria. Movernos lo estrictamente necesario −ya sea por los quehaceres de la casa, el trayecto al trabajo o a la escuela, a la tienda, o para ir por los escuincles al colegio− no es suficiente y puede ocasionarnos problemas de salud a largo plazo. 

Nuestro cuerpo necesita actividad física para evitar el sobrepeso o la obesidad, los dolores musculares o un bajo estado de ánimo; requiere estar en movimiento desde la cara hasta los dedos de los pies, porque está hecho para eso, es lo que nos mantiene vivos; de otra manera, nuestros músculos y esqueleto comienzan a atrofiarse, las articulaciones sufren degeneración, deja de fluir la sangre y la columna vertebral se va endureciendo.

Según el científico israelí Moshe Feldenkrais, el movimiento constituye la base del conocimiento del propio cuerpo, es decir, es la manera más directa para saber cómo se comporta, y la forma más efectiva de conocer cuál es el estado del sistema nervioso. Feldenkrais considera que subir una mano, doblar la rodilla o flexionar los brazos no es solo una acción motriz mecánica que lleva a otra, sino el desarrollo de la conciencia corporal que deriva en la estima y valoración de cada parte de nuestro cuerpo. Decía que el movimiento constituye un factor de desarrollo humano porque el hombre puede cambiar su calidad de vida a través de este.

Los seres humanos somos capaces de aprender diferentes maneras de movernos y obtener resultados positivos en la mente y el cuerpo; con ello, podemos mejorar nuestra orientación espacial, postura, respiración, coordinación y flexibilidad; equilibrar las funciones de los hemisferios cerebrales; aumentar nuestra autoestima; reducir el estrés y la fatiga, entre muchas otras ventajas. 

Haz la prueba moviéndote lentamente, siente cómo lo haces y repite, si es necesario; intenta con movimientos simples, también sé consciente de la respiración; siente la sensación de tus movimientos.

El sedentarismo no te ofrece nada saludable, ¡ponte en movimiento! Sé consciente de cómo te mueves para obtener beneficios físicos significativos, con el paso del tiempo.




Vil copypasteo cortesía de Null