Thursday, August 10, 2017

La visión de túnel

El lunes pasado Sabisbeibi nos contó, en su post, del suicidio de una mujer, y ya que dejó niños, se preguntó "qué te puede llevar a tomar la decisión de dejar a alguien tan indefenso, tan tuyo, a la deriva". Luego, en los comentarios, aunque no se mencionó directamente como otras veces, hay gente que considera el suicidio un verdadero acto de cobardía o de plano dice que es de gente débil, que no es digna de vivir.

Pero también varios comentaristas señalaron que alguna vez pensaron en el suicidio, aunque sin llegar a la ideación; sin ánimos de confrontar, temo decirles que es bastante normal, ya que actualmente, debido al estrés que vive el ser humano genera enfermedades mentales que no están siendo diagnosticada o tratadas, un tanto por el estigma y otro porque no son consideradas enfermedades "reales".

No juzgo como insensible a quién tilda de débil o egoísta a un suicida; simplemente entiendo que en su mente no cabe la idea, y no está mal, quizá quiere decir que está inoculado contra los trastornos mentales que pueden desencadenar eso. Además, el suicidio es un asunto tan particular, que va en contra de tantas cosas, que me parece más entendible que la gente no pueda procesarlo como lo hace con otro tipos de muerte.

Pero, ¿cómo es que uno entra en eso? Bueno, hace tiempo leí este artículo: La pobreza y sus efectos sobre las decisiones de las personas, en él, se habla de "la visión de túnel". Cito:
la visión de túnel es cuando la persona en cuestión sólo se concentra en resolver aquella situación más urgente para cuya resolución carece de recursos suficientes; es decir, enfrenta escasez. Esto tiene un lado bueno, pues genera un bono de “productividad” en la resolución del problema en cuestión. Es decir, ante un contexto de escasez, somos más cautelosos y racionales en nuestras decisiones, buscando desperdiciar lo menos posible los recursos. El lado malo es que quedan fuera de la atención de la persona elementos menos urgentes, pero no menos importantes. La visión de túnel a su vez distrae recursos cognitivos: la persona no deja de pensar en aquello que tiene que resolver en un contexto de escasez, lo que deja menos recursos cognitivos disponibles para otras actividades. La visión de túnel, por tanto, cobra un impuesto cognitivo. Estas distorsiones no son voluntarias, son reacciones al ambiente de escasez.
Ojalá puedan darle una oportunidad al artículo y leerlo completo. Continuando. Vamos, al entrar En una visión de túnel empiezas a tomar las peores decisiones para arreglar lo que tu mente considera más urgente, aunque genere un problema mayor.

En este mundo moderno está mal demostrar debilidad, misericordia, compasión, etc... por eso cuando entramos en un problema no lo comentamos, incluso con nuestros compañeros habituales de vida. ¿Cuántas veces hemos respondido nada a la pregunta tienes algo?

A veces hablar, con honestidad, puede ayudar un poco; quizá la gente no nos vaya a dar el dinero, amor, satisfacción que necesitamos, pero sí nos ayudará a no cerrar más ese túnel.

Por último, si pueden, échense un clavado en este hilo de Twitter: 





CORTESÍA DE NULL