Friday, August 4, 2017

Notas chirris XXXI: Pan sabroso, agosto ya llegó.


¿Qué tal, estimados cacariamigos y lectores ocasionales? Es el primer viernes de agosto, que rápido se ha ido el año. 

Antes de que te largues a tu pocilga, a la que llamas casa, a desperdiciar 48 horas, te invito a que pases a leer las notas chirris, las primeras del octavo mes. 


¡Aleluya, milagro en el Mexibus! 
En las clases de catecismo y en la misa del domingo siempre nos dicen que el Señor se manifiesta de maneras extrañas y eso pasó en, el vanguardista, sistema de transporte llamado Mexibús porque una chava, que no sé cómo se llama, iba en silla de ruedas y cuando llegó a la estación Indios Verdes e intentar bajar una de las llantas se atoró, quedando con las nalgas adentro del camión y las patas y cabeza afuera y bueno, como los señores que manejan esos camiones son mexiquenses educados y profesionales, no se esperó a que la chava saliera, es más, ni cerró las puertas y así, arrancó la unidá y fue justo ahí cuando el milagro sucedió pues la chica saltó para evitar ser aplastada y salió tranquilamente, caminando, de la estación.



Chófer sin rumbo y sin corazón </3
Saben tuve tantos trabajos fui lavaplatos, mesero y cocinero peon y albañil, ayudante de mecánico un mil usos cualquiera y para ir a esas chambas usaba metro, metrobús, combi pero hoy le quiero contar cuando me subí a un pesero. Me subí al camión, le pagué y me senté y de repente, el chófer empezó a hacer pucheros, como de niño sin biberón pues había iniciado una rola de la MS, una que se llama “Por este amor”, yo creo que se acordó de su greñuda, porque empezó a mentar madres y a cantar con un sentimiento que, casi, me hace llorar.



Por un pene, hiena asesina a sus hijos
Guadalupe era una señora de 34 años, vecina de la ciudad de San Juan del Río en Querétaro, desde hacía unos años su señor se fue de mojado a Estados Unidos, porque desde que volvió el PRI al poder las cosas se pusieron color de hormiga. Al principio, el señor le mandaba puro billete verde, por lo que Doña Lupita dejó de trabajar y cada mes iba al Wester Union por los dólares que su viejo le mandaba; le compró ropa a sus guerrosos hijos, calzones, zapatos, útiles escolares, etc. , pero un día, al ir al Western se dio cuenta que ya no le mandaba lo mismo y así fue pasando, cada vez le mandaba menos dinero hasta que un día le mandó puro camote. Eso puso a Lupita como el hombre verde que, encabronada, le llamó a su señor para preguntarle sobre la pachocha; él le dijo que por lo de Trump ya no era lo mismo, que ya le quitan sus centavitos porque son para cooperar para el material del muro y le pidió que dejara de chingar, porque si no la migra lo va a detectar y lo van a traer de vuelta a México. Un pajarito le dijo a Lupita que su señor ya no le mandaba lana porque había encontrado a una greñuda en el gabacho, una chicana y que se iba a casar con ella para que le dieran la nacionalidad gringa, que ya se la peló porque el señor ya no volverá, que ya ni español habla; enojada, Lupita, tomó un cuchillo y sin más le rebano el cuello a sus chavitos, uno de 14 y otro de 6, le tomó fotos a los cádaveres y se las mandó al Whatsapp de su señor para que viera que no se anda con mamadas; después, de la muina, ella igual se mató. 


Ex de Tommasi se aferra a la fama; se lanzará oficialmente como cantante

Además de querer arruinar la carrera de su ex Alejandro Tomassi, Oscar Ruiz tiene en mente otros planes, los cuales incluyen la actuación y el canto. 

*Que tiemble Niurka porque la competencia estará dura. 
Y es que Oscar no pierde el tiempo y aprovecha toda cámara para extender sus 5 minutos de fama que le dejó su tóxica relación con el actor emergido de Televisa. 

Mediante su cuenta de Instagram, el muchacho dio a conocer su visita a una estética donde le hicieron un cambio de look que -hay que aceptarlo- lo dejó de muy buen ver.

Asimismo, presumió sus constantes visitas al set para ofrecer entrevistas que además de ser sobre Tomassi, servirán para la promoción de sus proyectos en cine y televisión.

*A estas alturas, no nos sorprendería que Oscar opaque a la niña “Rubí”




CORTESÍA DE GRIMALDO