Wednesday, June 7, 2017

Conociendo México - Lago de Chapala y Tonalá

Buen día cacarimaigos, miércoles ya de nuevo, que pinches rápido se pasa el tiempo. Y bueno, como algunos de ustedes saben, por cuestiones de trabajo estoy en la ciudad de Guadalajara, y pues este fin de semana pasado tuve la oportunidad de salir a conocer un poco por acá.

Salí el domingo con rumbo a Tonalá, el cual es un municipio cuya atracción principal es la de artesanías, ese día y los jueves se instala un tianguis inmenso, con unos 3 kilómetros de largo, en cuyos puestos se venden diversas artesanías a precios bajisimos, comparados con los que he visto en mi rancho. 

Este cuadro, de aprox 70 x 90, de mi favorita, estaba a $100, yo los he visto hasta en $300 en otros lados

Este juego de 3 velas de cerámica, con su base de madera y la arena también en $100


Para llegar a Tonalá tome un Uber, el cual agarre en Guadalajara, y me llevo allá por $140 pesos. Ahí solo camine un rato entre los puestos, compre una que otra chuchería y de igual manera, tome un Uber hacia Guadalajara.

Ya estando en el hotel se me ocurrió ir al Lago de Chapala, la sugerencia era dirigirme a la central vieja y de ahí tomar un camión, pero como ya era tarde, le hable a un Uber, el cual si salio bastante carito, $430 hasta allá, pero mas cómodo y mas rápido el recorrido. Ademas, para ese recorrido se me unió parte del equipo, 4 eramos en total.





Llegamos por la calle principal del pueblo, supongo era esa la única entrada, el Uber nos dejo a una cuadra del malecón y de ahí se regreso. Dimos una vuelta por ahí y como ya hacia hambre, fuimos a tragar al Beer Garden. Muy buen ambiente con un grupo local, sonora algo se llamaba el grupo, la comida también muy buena, pero muy tardado el servicio, casi una hora para servirnos y media hora para traernos la cuenta.



Yo pedí unos camarones a la diabla, picosos de a madre, que hasta el pinche moco se me soltó, y una cubeta de pacíficos como la de la foto de arriba.

Algo chistoso que lei ahi fue esta nota, ahora resulta que hay que alabar a este cabron por haber convertido a los locales :


"Hombre santo y sabio" según se puede leer, uno de tantas escorias que venían de España a aprovecharse de nuestra gente.

En fin, según pudimos ver, la diversión es pasear en el malecón, y dar paseos en lancha, como ya andábamos con unas cervezas en la panza, no nos atrevimos a subir, ahí sera para la otra. Otro tipo de diversión es la de dar la vuelta ahí mismo, caminar entre los puestos de comida y de variadas cosas, ademas, no se si por ser domingo había una banda local complaciendo a la gente con canciones de ese tipo, se veían muy divertidos.




Ya tardeando, y como no había Uber, caminamos por la calle principal hasta la central de camiones, ahí tomamos el servicio directo que por $55 nos llevo directo a la central vieja; ya de ahí en Uber hasta el hotel.

La verdad ambos sitios valen la pena, me quede con ganas de regresar a Tonalá y hacer compras de cosas mas grandes, me gusto mucho el ambiente y la calidez de la gente, muy amables al responder nuestras preguntas. 

En fin, si tienen oportunidad, dense una vuelta por acá, no los va a decepcionar el lugar.

-Brion