Monday, June 12, 2017

Porque no todos los héroes llevan capa.

Recuerdo hace unos años, alrededor de 13 si mal no recuerdo, alguien me preguntó quién era mi modelo a seguir, mi héroe personal, alguien a quien pudiera admirar y dijera quiero ser como él.

Esa persona puso como su modelo a seguir a Michael Jordan y explicó porqué lo admiraba, la verdad no recuerdo los detalles pero para esta persona Air Jordan era lo máximo. Mientras yo pensaba quién demonios podría ser esa persona pensé en varios grandes como Newton, Einstein, Linus Torvalds sin embargo a pesar de ser genios y hacer grandes aportes a la humanidad no me sentía completamente identificado con ellos y así pasaron muchos años hasta que apareció alguien que me ha hecho decir quiero ser como él.

Este hombre es Elon Musk, muchos lo conocerán, muchos no, y la verdad hasta hace bien poco se sabía mucho de él, pero este señor ha venido a cambiar el mundo poco a poquito simplemente porque no le gustaba como se estaban haciendo las cosas o porque simplemente no existía algo que le ayudara a resolver un problema personal.




Paypal nació como una necesidad que Elon tuvo en su momento, no había una forma segura de hacer compras o pagos vía internet por lo que desarrollo este sistema de pagos que protegen a las dos partes tanto comprador como vendedor. Fue un exitazo por lo que lo compró eBay. Fue tanto el éxito de este sistema que hoy en día hay cientos de sistemas de pago alternativos o complementarios a las tarjetas bancarias que permiten a todos sentirse seguros en sus compras por internet.




Después se vio en la necesidad de un medio de transporte que fuera amigable con el ambiente y así nació Tesla Motors (hoy Tesla Inc.), automóviles eléctricos de lujo. En aquel entonces y aún hoy día los autos eléctricos eran un chiste, los lobistas del petróleo son una lacra como los políticos, pero ese es material de otro pocs, por lo que los “autos eléctricos” eran un simple modo de callar a los ambientalistas así que tuvo que venir alguien externo a este mundo del automóvil para hacerlos entrar en razón. Hoy día los autos de Tesla son sinónimos de calidad y son referente en el mundo automotriz y ahora sí, las automotrices de siempre como ya vieron que los eléctricos sí son una alternativa real sí se pone interés en ellos, han empezado a desarrollar sus propios modelos eléctricos, entre ellos tenemos a Mercedes, BMW, Audi, VW, y con un pie adentro y otro fuera Toyota y Ford.




Pero Mr. Musk no se quedó contento y dijo ahora vayamos al espacio, hagamos los viajes espaciales más baratos reutilicemos cohetes en los que se invierten miles de millones de dólares y solo se utilizan una sola vez y así nació SpaceX y ahora la NASA, la ESA, JAXA, y todas las demás agencias espaciales no se tienen que preocupar por eso y pueden dedicar más tiempo en I+D en otros ámbitos. Y junto a SpaceX nace Blue Origin, Virgin Galactic y otras empresas que buscan lo mismo, abaratar costes en viajes espaciales pues el siguiente objetivo es Marte.




Sucede que Elon no se queda quieto y se junta con sus primos y funda SolarCity empresa de paneles solares para llevar energía a casas habitación o industrias junto a este movimiento Tesla deja de centrarse solo en autos para ampliar su catálogo a baterías para almacenar energía en el hogar o la industria (Powerwall) y tejas solares para complementar un edificio eco-friendly.




Y la lista sigue, está metido en Hyperloop, que es un sistema de transporte al vacío a alta velocidad, tiene propuesta una empresa de excavación de túneles para transporte a alta velocidad (TheBoring Co.), ambas asociadas a SpaceX.




Y al parecer no se va a detener hasta que se muera y por eso este señor se ha convertido en mi héroe, en esa persona a la que admiro por lo que ha logrado, porque valiéndose de su egoísmo, a final de cuentas lo que ha creado es porque lo necesitaba en cierto momento, ha venido a transformar (disrupt como dicen los gringos) las áreas donde se ha metido.

Los demás genios que mencioné aportaron y siguen aportando a la humanidad hoy día, pero quizás no de forma tangible como sí lo ha hecho Elon Musk y por eso cuando sea grande quiero ser como él.

Y cromársela si me deja, chance y me pasa tantito de su genialidad.

Los saluda su lord,

Culichilango