Monday, June 26, 2017

Parte III : Como prepararse para inducir sueños lucidos.

Qué p2 kkrimaigos, seguimos con los sueños lúcidos, esta es la semana 3, ya supimos qué son, aprendimos un poco de los riesgos y beneficios y es momento de empezar a probar.

Cómo prepararse para inducir sueños lúcidos



Para incrementar la probabilidad de tener sueños lúcidos necesitas preparar tu entorno, controlar tu dieta, qué comes, qué bebes, así como otro tipo de ingestas y dormir de la forma correcta.

Para los principiantes es importante saber que necesitas dormir lo suficiente para tener la posibilidad de soñar lúcidamente. Resulta que tienes más tiempo de sueño MOR en la segunda mitad de la noche que en la primera y tener más sueño MOR incrementa la posibilidad de tener sueños lúcidos. De hecho, la probabilidad de soñar lúcidamente se incrementa con cada periodo sucesivo de sueño MOR. En una noche promedio donde duermes tus ocho horas recomendadas experimentas alrededor de 6 periodos MOR. Los últimos tres periodos suceden en el último cuarto (o dos horas en este caso) de la noche. Entonces, si no estás durmiendo lo suficiente y duermes seis horas cada noche básicamente estás reduciendo tus posibilidades a la mitad. Necesitas dormir bien y mucho para que esto funcione. Si puedes extender tus horas de sueño por lo menos una vez a la semana, el fin de semana, por ejemplo, hazlo.

Lo que le metas a tu cuerpo (sí eso también puercotes) afecta las posibilidades de sueño lúcido. El alcohol y las drogas inhiben tu sueño MOR y alteran tus ciclos de sueño así que en lo posible evita la copita nocturna. Las pastillas para dormir y la melatonina pueden ayudar a inducir el sueño, pero hay que tener en cuenta que pueden interferir con los ciclos normales de sueño. Tanto la comida como las bebidas no alcohólicas también pueden jugar un rol muy importante a la hora de dormir. Algunas personas pueden tener sueños más vívidos dependiendo de lo que coman o incluso pueden tener pesadillas si consumen cierto tipo de alimentos ya entrada la noche. El autor de manera personal ha tenido éxito con pepinillos, jugo de manzana, crema de maní y alimentos picantes como elementos que son de ayuda. También reducir el tiempo pantalla, esto es, alejarse de TV, computadora, celular, tablet, etc., antes de dormir es siempre buena idea.

Por último, necesitas quedarte dormido con la intención de tener sueños lúcidos. No es tan sencillo como solo pensarlo antes de irte a dormir, pero sí juega un papel importante. Onironautas esta vez veremos la técnica MILD (Mnemonic Induction of Lucid Dreams por sus siglas en inglés) (Inducción Mnemotécnica de Sueños Lúcidos) que desarrolló el Ph. D. Stephen LaBerge y Howard Rheingold en el libro que hablamos en la primera entrada de esta serie: Exploring the World of Lucid Dreaming.

Establecer la recapitulación de sueños: Antes de dormir hay que programarnos para despertar e intentar recordar lo que soñamos en cada periodo de la noche (o el primer periodo después del amanecer, o después de las 6 AM, o el que mejor te embone)

   Recapitula tus sueños: Cuando te despiertes, sin importar la hora que sea, trata de recordar tantos detalles como sea posible. Si te sientes adormilado todavía y estás por quedarte dormido de nuevo haz algo para mantenerte despierto.

  Enfoca tus intenciones: Mientras te vuelves a quedar dormido concéntrate en tus intenciones de recordar que estás consciente de que estás soñando. Repítete a ti mismo: “La próxima vez que esté soñando quiero recordar que estoy soñando”. Intenta de verdad querer hacerlo. Concentra todos tus pensamientos en esta única idea, si empiezas a pensar en otra cosa olvídalo e intenta de nuevo concentrarte en tus intenciones de recordar que sueñas.

Repite: Repite los pasos 3 y 4 hasta que hayas establecido tus intenciones y déjate caer en los brazos de Morfeo. Si mientras te estás quedando dormido empiezas a pensar en otra cosa repite el procedimiento hasta que la última cosa en tus pensamientos antes de rendirte sea recordar que estás consciente de que vas a soñar.

Sin el trabajo de preparación y este ejercicio de intenciones soñar lúcidamente solo ocurrirá por mera casualidad por lo que será muy infrecuente, si es que llega a suceder. Si quieres incrementar tus posibilidades de poder soñar de esta forma puedes probar lo que se conoce como horario de sueño lúcido donde pones una alarma en tu reloj para activar los mejores periodos de sueños lúcidos. Por ejemplo, si ya sabes por adelantado que vas a tener tus ocho horas de sueño, pon la alarma para que suene pasadas seis horas. Después practica los ejercicios MILD y vuelve a dormir recordando que debes estar consciente que estarás soñando. Recuerda esas dos últimas horas son las mejores para poder soñar lúcidamente. Entonces, ¿porqué no aumentar las posibilidades?


Cómo saber si estas soñando

Bueno, estás soñando. Pero ¿cómo te das cuenta de que estás en un sueño para que puedas despertarte dentro de él? Existen dos métodos muy populares: 

Identificando señales de sueño y la prueba de estado crítico.

Las señales de sueño, que no tienen nada que ver con la interpretación de los sueños, son en esencia un catálogo mental de inconsistencias que normalmente experimentas mientras sueñas. Pueden ser difíciles de identificar y puede que no tengas muchas que aparezcan de manera regular pero ahí están. Por ejemplo, una de mis más grandes señales es estar con gente que no reconozco, pero aun así sentirme convencido de que las conozco. Si puedo establecer el hecho de que este amigo con el que estoy en mi sueño no es nadie a quien haya conocido previamente puedo entonces darme cuenta de que estoy soñando y tener la posibilidad de entrar en modo lúcido.

Otras personas tienen señales como gente que no tiene cara reconocible o que simplemente no tiene rostro. Otra señal es no sentirse uno mismo cuando sueñan. Tus señales pueden ser más simples como usar ropa que nunca te pones o de plano no traer ropa puesta. O tal vez puedes notar que la distribución de un lugar con el que estás familiarizado no se parece en nada a lo que recuerdas. Cualquier cosa puede aplicar para ti. Comienza a escribir las señales en tu diario. Mientras más inconsistencias encuentres de forma regular más fácil podrás darte cuenta de ellas mientras sueñas.

La prueba de estado crítico, por otro lado, es algo que debes practicar en el Mundo RealTM. Éstas pruebas están diseñadas para ser ejecutadas de forma rutinaria mientras estás despierto para que cuando andes por el mundo de los sueños puedas ejecutar las mismas pruebas y te des cuenta de que estás soñando. Es bastante efectivo si lo haces de forma correcta. Es por ello que establecer una prueba de estado crítico será la siguiente tarea.

Tarea: Establecer una revisión ¿Estoy soñando? de rutina

Las pruebas de estado crítico pueden ser tan sencillas como preguntarte ¿Estoy soñando? O tan complicadas como hacer una lista de estado de sueño. No importa qué es lo que decidas hacer preguntarte si estás soñando debe ser parte de esa prueba. A final de cuentas si nunca te preguntas si estás soñando mientras estás despierto ¿quién dice que lo harás mientras estás dormido?

Mi prueba de estado crítico es muy sencilla.
Me miro las manos y las volteo, me pregunto si estoy soñando (en voz alta de ser posible), luego miro alrededor para asegurarme de que en verdad conozco a la gente que me rodea (señales de sueño). Si algo parece no estar del todo correcto me digo a mi mismo que flote o vuele.

Cuando lleves a cabo esta prueba es importante crear una serie de reglas que debas seguir. Por ejemplo, puedes establecer que ejecutes esta prueba cada vez que vayas al baño, tomes un vaso con agua, veas a alguna persona atractiva, te levantes del escritorio, hables con cierta persona, etc. Si puedes, trata de incorporar los sueños que has tenido dentro de esta serie de reglas. Por ejemplo, Si has estado teniendo sueños que se meten con tu ansiedad social haz que tus situaciones sociales donde te sientas incómodo sean el mecanismo que se active para ejecutar la prueba. O si tienes miedo a las alturas y tienes sueños referentes haz una prueba cada vez que sientas ese miedo.
Pero una prueba de estado crítico no importa qué tan personalizada sea es inútil si no la llevas a cabo con regularidad. Ya que estás empezando es mejor si lo haces unas diez veces al día, diariamente. Una vez que tengas suficiente práctica puedes hacerlo cinco veces al día y serán suficientes. Eventualmente ejecutarás las pruebas de rutina y voilà estarás haciendo esas pruebas mientras estás soñando. Y así cuando menos lo esperes estarás soñando lúcidamente.

Dulces sueños.


Copipeis de aquí



Culichilango :