Monday, June 26, 2017

Qué sí y qué no hacer con tu foto de LinkedIn

Buen dia maigos, como les va, que tal empieza su Lunes? De que va la queja el dia de hoy? La semana pasada les comente que uso mucho la red social de LinkedIn, no tanto porque ande buscando una oportunidad laboral nueva, sino que lo hago para estar informado de los cambios en la region en el ámbito en el que me desenvuelvo.

A su vez, me sirve para estar en contacto con ex-compañeros de trabajo que por una u otra razón no tengo agregados en alguna otra red social.

Y pues bueno, el tema de hoy trata de eso, pero tomando en cuenta la parte principal de la red, como lo es la foto de perfil, la cual no debería ser del mismo tono que la de facebook, por que? 

A continuación, qué hacer y qué no hacer con tu foto de perfil.




1. Sí ten una foto de perfil

Tal vez se escuche muy obvio, pero hay personas que utilizan LinkedIn con la silueta azul que viene predeterminada y ese es un gran problema. El simple acto de agregar una foto aumenta tu visibilidad en el sitio 14 veces, así que si ya tuviste que crear una cuenta, no tienes excusas para no subir una foto.


2. No olvides el contexto

LinkedIn es una plataforma para profesionales, así que a menos que seas un veterinario nunca incluyas a tu mascota. Existen muchos perros y gatos en el sitio, y no solo eso: también fotos víctimas de un recorte agresivo. Por favor: a menos que seas un modelo de traje de baño, no subas una foto en bikini. Sé profesional.


3. Considera la luz

Si no puedes gastar en un fotógrafo profesional, por lo menos pide a un amigo que te tome la foto. Lo primero que debes hacer es asegurarte de que la fuente de luz provenga de un lado, ya sea el izquierdo o derecho, ya que el flash directo aplana la foto y por el contrario la iluminación lateral ofrecerá un aspecto más modelado. Procura tomar fotos en el interior contra un fondo blanco o gris. Si decides irte por un exterior intenta evitar el mediodía para no tener problema con las sombras.


4. Equilibra tu formalidad

No todas las fotos de LinkedIn tienen que verse iguales. Mientras un encuadre de cara sirve para la mayoría de las profesiones, es importante adaptar el estilo de la foto para el trabajo que estás buscando. Pregúntate: “¿cómo se vestirían las personas dentro de la compañía?”. La respuesta variará dependiendo de la industria.


5. Considera un fotógrafo profesional

Una fotografía profesional es una inversión que puedes aprovechar durante 5 años. Todos hemos sufrido estrés y falta de sueño, pero con un poco de aerografía se pueden minimizar las bolsas de los ojos, entre otras imperfecciones. El retoque ayuda: puedes verte un poco más joven y, seamos sinceros, para una primera impresión esto puede hacer la diferencia.


-Brion