Friday, January 13, 2017

Viernes Trece : Relatos Terrorificos

Buena tarde, maigos, aprovechando que hoy es Viernes 13, entre mas lo nombren, mas me crece, jajajaja, ok, no, aprovecharemos para hablar un poco de este tema, tan popular en los estados unidos y que poco a poco lo es tambien en otros paises.


Aprovecharemos el dia para traerles a ustedes, amables lectores, algunos relatos de miedo, asi que disfruten el tema. 


La superstición anglosajona de temer al viernes 13, émula de la de nuestro martes ídem, tiene el nombre técnico de friggaatriscaidecafobia, una variante de triscaidecafobia o miedo al número 13. Asociados al desastre y a la mala suerte, en los viernes 13 se suspendería toda posible felicidad y emergería la catástrofe y el terror puro y desnudo. 


Popularizado en el ámbito de la cultura de masas a través de una exitosa saga de películas, el viernes 13 viste ya irremediablemente en nuestro imaginario los ropajes del miedo. 




El origen de esta creencia se remonta al viernes 13 de 1307, fecha en que por orden de la Iglesia fueron detenidos y ejecutados en toda Europa la gran mayoría de los integrantes de la Orden de los Caballeros Templarios (logia secreta que custodiaba varios secretos religiosos, entre otros y principalmente, el del Santo Grial).


Se tejen varias hipótesis de por qué el papa Clemente V ordenó llevar a cabo esta matanza general, y además de conspiraciones religiosas, también se habla de deudas económicas. Los Caballeros del Temple eran muy adinerados y habían sido prestamistas de muchos nobles. Se señala que el propio Felipe IV tenía una gran deuda con esta orden y que por ello decidió capturarlos y acusarlos ante el Vaticano por diversos cargos, entre ellos el de herejía, sodomía y de orinar y escupir en la cruz.

La relevancia que este grupo religioso y militar tenía en el pueblo quedó evidente, al recordarse esta fecha (un viernes 13) no sólo cuando ocurrió un hecho histórico para pasar a ser un símbolo del terror y la mala fortuna.




Y bueno, ad hoc con el tema, hemos recopilado una tercia de cuentos de terror para celebrar el Viernes Trece :

---------------------------------------------------------------------------------

Carlos Salem (Buenos Aires, 1959)

El poeta, narrador y agitador literario de la noche madrileña Carlos Salem ha alcanzado una fama tan tardía como merecida en la práctica de la más negra narrativa. Su primera novela, Camino de ida, se llevó el Memorial Silverio Cañada de la Semana Negra de Gijón 2008 a la Mejor Primera Novela Policial escrita en Español. Y ha cosechado un notable éxito en su traducción al francés. Su segundo texto largo, Matar y guardar la ropa, obtuvo en 2008 el premio Novelpol. Su última novela publicada, una insospecha y muy divertida historia de amor urbana lleva el título de Cracovia sin ti (2010).



Tres palabras 

Queridos lectores:

Cuando lean este relato, yo habré muerto. 

Obsesionado desde niño con los cuentos fantásticos de Leopoldo Lugones, ya entonces intuí que nuestra mente alberga el conocimiento absoluto. Sólo había que acceder a él. Piensen en la reminiscencia de Platón, pero sin demiurgos. Es más fácil y terrible. Todo está ahí, en las vastas regiones del cerebro que no utilizamos. Lugones lo sabía: Sonidos. Pero la llave para acceder al saber total no está formada por notas musicales sino por palabras. Descubrí la combinación indagando en los últimos momentos de genios repentinos que se quitaban la vida sin motivo aparente. Tres palabras comunes que habían pronunciado sin saberlo. 

Yo sabía. Y supe más cuando las dije. Supe todo. Supe tanto que conocí el sinsentido de la vida y la inutilidad del amor. Sé lo que alguien me dirá, antes de que lo diga; me amargo de antemano con cada mentira que me contarán; y todos los datos que han sido y serán se proyectan a la vez en mi mente, eliminando cualquier sorpresa o gozo. Por eso me mataré cuando envíe este texto a El Embrión , y no resistí la tentación de incluir en él las tres palabras malditas de apariencia inocente. Ustedes las han leído, aunque no sepan cuáles son, y las pronunciarán tarde o temprano. Y antes de suicidarse, se las transmitirán a otros, para contagiarles el horror.

No espero que me perdonen.

Porque ya sé que no lo harán.



-------------------------------------------------------------------------------

Juan Ramón Biedma (Sevilla, 1962)

Existe un autor español de terror aparentemente oculto y poco conocido por el gran público cuya nueva novela convoca inmediatamente una legión de incondicionales y ávidos seguidores. Juan Ramón Biedma es jurista de formación y se dedicó durante años a la gestión de emergencias. Emergencias imponentes son también novelas suyas como El manuscrito de Dios (2004), o El imán y la brújula (2007). Recientemente ha publicado una aterradora e inusual historia de zombies ambientada en una Sevilla apocalíptica: Antirresurreción(Dolmen, 2011).


Sobras de ti

Intentó activar la nueva botella de oxígeno situada sólo a unos pocos centímetros demasiado lejos de sus dedos con el mando a distancia del televisor y únicamente después de cinco o seis intentos volvió la cara hacia su marido, los mismos ochenta y tres años que ella, que de pie todo lo largo que seguía siendo, con un milhojas de crema de fresa en la mano contemplaba -no puedo absolverte de haberme perdonado- analítico y desapegado, siempre fue devoto de los documentales, como el aire entraba cada vez en menor cantidad y con un efecto menos benéfico en sus pulmones, como las uñas de sus manos y sus pies se hundían en las sábanas y como su piel se tintaba despacio con el precioso añil suave de los que mueren asfixiados.

Cincuenta años antes, mientras la sacaban del quirófano, a la espera de que alguien le dijera si había sido niño o niña, hasta que la cara del policía que la esperaba fuera le recordó los gritos de los vecinos, las patadas de su marido y la sangre por los muslos, todavía tuvo tiempo de sentirse la mujer más feliz del mundo.


--------------------------------------------------------------------------------

Jon Bilbao (Ribadesella, 1972)


Este ingeniero de minas, guionista y traductor ha irrumpido en el panorama literario español con una obra desasosegante de altos vuelos. Si su primer libro de relatos, Como una historia de terror, se llevó el Premio Ojo Crítico 2008, el segundo, Bajo el influjo del cometa, obtuvo en 2010 el Tigre Juan. Su última obra recién publicada es Padres, hijos y primates (Salto de página, 2011), una road movie tan opresiva e intrigante como bien escrita.


El rey de la casa


El abuelo enciende la chimenea. Acomoda los troncos con un hurgón. Trabaja sin mudar la sonrisa que luce desde que volvieron del hospital. Descansando en un sillón, la madre lo observa, respira despacio. Crecen las llamas y el abuelo se sacude las manos. Contemplan juntos el fuego. El gato llega de la cocina. Arquea el lomo y traza un ocho alrededor de las piernas de la madre y se traslada a las del abuelo. Tras las ventanas cae un anochecer gris azulado. Salvo el crepitar del fuego y los ronroneos del gato, no se escucha ningún sonido. Permanecen con la vista perdida en las llamas hasta que a la madre empieza a parecerle que la calma es excesiva.



En el piso de arriba el padre sostiene en brazos al bebé, su primera criatura. Lo mira incrédulo y un tanto asustado. Un bracito se agita deseando hacerse con todo lo que le rodea. El padre acerca una mano al rostro del bebé, con el índice extendido, como si pretendiera tocarlo para asegurarse por completo de su existencia. La criatura le aferra el dedo, como hacen los bebés. Aprieta con fuerza sorprendente, como hacen los bebés.



El crujido de los huesos llega hasta el último rincón de la casa.


-Brion